viernes, 19 de abril de 2013

ENTRE PATRONES. Feria de Sevilla 2013. Trajes de flamenca


En una de las semanas grandes de Sevilla, en la internacionalmente famosa feria de abril, es obligado escribir sobre sus trajes de flamenca, uno de los pocos trajes regionales que se modifica año tras año sin perder su esencia, resaltando la figura femenina, embelleciendo a sus mujeres, perfilando cada cuerpo, adaptándolo y configurando un estilo propio dentro de la moda.

Aquí os dejo imágenes de algunos trajes lucidos estos días por cinco mujeres increíbles a las que tengo la suerte de conocer. Para que veáis la variabilidad que permite los analizo brevemente; sus tejidos, sus cortes (unos más originales, otros más atemporales), los colores, los encajes y cintas, los complementos,…



  • En la siguiente foto podéis ver tres trajes muy diferentes sobre todo en los tejidos.

A la izquierda un traje de flamenca en popelín de fondo coral y lunar beis, de corte canastero con cuatro volantes en la falda cortándolos un entredós de encaje, ribeteado por cinta de terciopelo color hueso y madroño coral pequeño. Finaliza el último volante con un encaje ancho del mismo tipo de bolillos.

Las mangas largas, aunque cortadas al codo con una doble intención, por un lado para darle comodidad y por otro para realzar su vistosidad cundo alargamos el volante también canastero, montado igual que la falda pero con entredós y encajes más estrechos para adaptarlos a las dimensiones y al diseño.

Tanto cuerpo como mangas perfilan su inicio con el mismo entredós de bolillos.

En el centro un traje de plumeti de tul negro montado sobre popelín color verde manzana. El talle muy bajo con amplias nesgas, dándole un vuelo extraordinario que se ve realzado por el juego de tres dobles volantes de capa alternando los dos tejidos, ribeteados estos, unos con madroños y otros por carrucha ambos en negro.

A la derecha otro traje de corte canastero, pero esta vez en una batista de caída espectacular que permite una gran cantidad de rizo. El fondo gris y el lunar asimétrico verde aturquesado se realzan con cintas de terciopelo de un rosa atípico que enmarca un sutil y fino entredós en gris plata. La falda termina con un ancho encaje de bolillo a tono.

Estas mangas también permiten el mismo corte y montaje de la falda, con la única diferencia del tamaño del encaje con el que finalizan.

Como en el primero el cuerpo y las mangas se ciñen con un entredós antes del comienzo de sus volantes.
 
 
 

 

  • Este traje de flamenca no tiene nada que ver con los anteriores.

Los tejidos todos elásticos para dar comodidad al vestido, son una mezcla de tres tamaños de lunares diferentes, comenzando por el de mayor diámetro en el cuerpo, las mangas y los dos volantes grandes, en un verde azulado con lunar pistacho. Le sigue un lunar intermedio utilizado para la enagua interior a modo de volante rizado de los mismos tonos pero al contrario, que asoma tan sólo un par de centímetros. Y para terminar un lunar pequeñito como el corte de los volantes centrales que los lleva.

Los volantes de capa para darle un mayor vuelo a esta tela que por su composición tiende a caer, son originales en su estructura y montaje. Dos grandes de la tela del cuerpo que enmarcan a seis pequeñitos centrales todos adornados por encajes de bolillos en verde azulado de distinto tamaño.

Aunque lo realmente diferente son las mangas, de un único volante de capote donde se unifican los tres tejidos. Sobre la capa superior se perfila ribeteando el volante una consecución de jaretas con tejido a contraste enmarcadas por el encaje pequeño, cerrándolo todo la capa inferior del tejido de la enagua.

 

 
 

  • Otro traje canastero también en popelín pero esta vez de fondo morado y lunar grande asimétrico en blanco neutro. Este ligero modelo ideal para feria de mañana por su poco peso, está diseñado con una manga larga pero descargada de volantes para adaptarse al cambio de temperatura cuando se acerca la noche y aún estamos en el Real.

La falda compuesta de tres volantes adornados con tira bordada de bodoques blancos y madroños de gipur fucsia para darle alegría y luz al traje, terminada al igual que las mangas con un pequeño volante rizado en morado intenso del mismo tejido para resaltarlo.