martes, 16 de julio de 2013

SECRETOS DE PERSONAL SHOPPER. Conseguir piernas más bonitas a través de correcciones ópticas con la ropa y los complementos



Dependiendo del tipo de piernas que tengamos nos sentarán mejor unas u otras prendas, pudiendo corregir aquello que no nos gusta.
He dividido las piernas en cuatro tipos: anchas, delgadas,  cortas y largas. Lógicamente pueden quedarse en dos, porque alguien con piernas delgadas por ejemplo, las tendrá más o menos largas o cortas, pero esto influirá en lo que le irá mejor, por eso esta división.

Las pautas que os explico a continuación para cada tipo de piernas, os las voy a comentar antes con imágenes, pues siempre es más fácil verlo, además os servirá como referencia para analizaros después a vosotras mismas.

Este es un look cómodo para una tarde de cumple, el de uno de mis sobrinos.

Llevo un vestido de punto de rayas gris y azul azafata, pero si os fijáis la parte de arriba, es decir, el cuerpo, es de rayas horizontales, lo que al no tener un pecho prominente y la cintura bastante pequeña me viene ideal al combinarlo con la falda del vestido, de líneas verticales para que mis piernas parezcan más delgadas.

Tengo una estatura media,  mis piernas no son cortas, pero tampoco  largas en exceso, así que el talle lo elegí a la cintura para alargarlas un poco.

Un truco con el tejido de punto para las piernas más anchitas es forrar siempre la parte de la falda, pues evitaréis que se pegue, además al llevar dos tejidos, pesará más, aportando caída extra y consiguiendo un efecto adelgazante.

Opté por un largo  debajo de la rodilla;  mangas cortas  y de rayas verticales, aunque como tengo los brazos delgados y más bien largos, me permití un ribete en la terminación.

Me encantan los cuellos barcos, pero mi cuello es bastante largo y delgado, así que en esta ocasión opté por soltarme el pelo.

Los complementos como veis son todos azules a tono, me encanta ese color, además como tengo el pelo negro y la piel muy blanca, busco siempre colores neutros y este tipo de tonos.

Un secretito: los zapatos sólo me costaron 5,95€ (si veis el tobillo totalmente al aire, alarga la pierna), el cinturón 1,09€, con una terminación de rosas de metal imitando a la plata envejecida, y el bolso 15,95€, con un cierre monísimo que no se aprecia bien en la foto, tipo monedero y también de metal al igual que el cierre del cinturón. Lógicamente  estos precios son de las rebajas.
Si queréis saber dónde, mandadme un mensaje a Facebook o un comentario aquí en el blog y os lo diré encantada; es para no hacer publicidad a unas tiendas y a otras no.




Ahora os toca a vosotras elegir lo que mejor os sienta con las pautas que os dejo  continuación.


1.       PIERNAS ANCHAS: os aconsejo que elijáis vestidos por debajo de la rodilla, o como mucho por la misma rodilla, intentad no enseñar la rótula, así parecerán más finas.

Además normalmente las que tenemos  las piernas algo anchas, solemos ser más delgaditas por arriba, así que potenciar esto, eligiendo vestidos con cintura estrecha, pero que no sean tubo, ni de vuelo, y que no tengan cortes laterales, ni con detalles en los bajos, porque os las harán más gordas.

Para las faldas casi lo mismo que para los vestidos, añadiendo además que evitéis las faldas-pantalón, las plisadas y las de líneas horizontales (siempre mejor verticales porque estilizan).

Los pantalones mejor rectos, de colores oscuros y con la raya marcada, bombachos o con rayas verticales. Siempre jugad con trucos para alargarlas, así se verán más delgadas.

Evitad las bermudas, los pantalones demasiado estrechos, estampados, cortos, piratas y las mayas ceñidas. Y ni se os ocurra que tengan bolsillos laterales o que sean de rayas horizontales. ¡Engordaaaan!

Los zapatos de medio tacón o incluso alto; un buen tacón siempre estiliza, pero ni se os ocurra que vayan atado al tobillo, ya sea con cadena, lazos,… os acortarán las piernas haciéndolas más gordas.

Tened en cuenta que los zapatos de convierten en una extensión de las piernas, por ello son ideales los colores “nude” (muy parecido al de la piel) o ”maquillaje” pues las alargarán haciéndolas más delgadas.

2.       PERNAS DELGADAS: los consejos para las que tengáis las piernas muy delgadas son lógicamente los opuestos a los anteriores, pero con algunas sugerencias.

Los vestidos  y las faldas mejor estampados, evitando sobre todo los tonos oscuros. El largo ideal es por la rodilla, descartando el vuelo y las minifaldas si vuestras piernas son un palillo. Recordad que buscamos correcciones ópticas, y aquí os hablo un poco de extremos; lógicamente si tenéis unas piernas no muy delgadas, sino sólo un poco finas, las minifaldas son ideales para lucirlas, con el añadido de que están de tendencia.

Con los pantalones algo parecido, mejor los estampados que los lisos y los tonos claros que los oscuros. Los demasiado ceñidos tampoco os los aconsejo, pero sí las rayas horizontales.

Respecto a los zapatos, ideales los que tiene tiras en los tobillos, pero el tacón no demasiado alto.

3.       PIERNAS CORTAS: los vestidos por la rodilla o justo por encima, nunca largos o con la cintura ancha, os harán más bajas. Para hacer las piernas más largas es aconsejable que tengan el talle alto, al igual que las faldas, preferiblemente de tejidos finos y con líneas verticales. Evitad también que tengan ribetes inferiores, líneas horizontales, plisados o vuelo.

Respecto a los pantalones, también mejor en tejidos finos, rectos y largos, de talle alto, oscuros o con rayas verticales. No elijáis los anchos con vueltas en los bajos, los de rayas horizontales, pirata o pescador.

Cuando compréis jerseys, blusas, tops y camisetas, os aconsejo las de talle alto y no las largas o blusones.

Para los complementos buscad la uniformidad de color con las prendas, zapatos de tacón medio y botas de caña alta o media, nunca botines, ni zapatos planos o con tiras en los tobillos, os acortarán las piernas aún más. Tampoco cinturones a las caderas.

4.       PIERNAS LARGAS: si no lo son en extremo, sienta bien casi todo, pero como buscamos correcciones ópticas,  estos consejos serán para las que las tengáis demasiado largas y casi siempre delgadas.

Os quedarán bien los vestidos largos y de cintura ancha, no los de talle alto. Elegid las faldas con ribetes o adornos en el bajo, preferiblemente de talle bajo.

Los pantalones mejor con vueltas en el bajo, piratas o pescador, de talle bajo y no con rayas verticales.

Los jerseys, blusas, chaquetas, tops y camisetas mejor largas y blusones, evitad las toreras.

Elegid zapatos con pulsera en los tobillos, bicolores y botines, pero no muy altos. Los cinturones mejor a la cadera.