martes, 20 de agosto de 2013

ENTRE PATRONES. Mis diseños. Vestido para una boda de noche


Llevo desde que era muy, muy pequeña diseñando, me apasiona, y cualquier ocasión  es una buena excusa.
Hoy os presento un vestido que creé para la boda de una de mis hermanas.
Los tejidos son comprados en Tailandia, donde se encuentran unas sedas naturales increíbles.

El vestido está cortado a la cintura, el cuerpo es de satén de seda Kaki, con escote palabra de honor y un plisado asimétrico en el pecho.
 Para que la estructura se mantuviese firme con este tejido tan fino, opté por entretelarlo, forrarlo con un raso más grueso a modo de forro e incluirle ballenas en los laterales, y ¡voilà!, no se bajó en toda la noche. Conseguí una textura suave y un armazón cómodo del que no tuve que preocuparme.

Para la falda elegí una gasa de seda beis con flores de satén de también de seda incrustadas en tonos rosas, malvas, hueso y kakis.
¡Si pudierais tocarla!, es casi indefinible el suave tacto que tiene. A pesar de los metros de tela que empleé, es tan fina y transparente que necesitaba armarla, así que lleva una doble falda, por lo que aquí también elegí el mismo raso color hueso que en el cuerpo a modo de forro.
Para terminar, un pañuelo de tres metros de satén de seda color hueso en el cuello con las puntas hacia atrás cayendo por la espalda, muy de la época de Grace Kelly, y bastante práctico para taparme los hombros dentro de la iglesia.