jueves, 12 de septiembre de 2013

ACTUALIDAD. Semana de la moda en New York


Hoy termina la  edición  de la 'Mercedes-Benz Fashion Week New York’, inaugurada  el pasado jueves día 5 de septiembre.
La Semana de la moda primavera-verano 2014 de en New York este año ha tenido relevancia española, contando con las firmas DELPOZO, Custo Barcelona, Desigual y Pedro del Hierro Madrid que han mostrado sus colecciones en la Gran Manzana.

La firma Desigual desfiló el día 5 en el Theatre Lincoln Center  donde presentó los diseños de su colección primavera-verano 2014 ‘For everybody. Sex Fun & Love’, además de las propuestas de su línea ‘Desigual by L’, diseñada por Christian Lacroix.
Las principales señas de identidad de la marca han estado presentes en una pasarela llena de color, estampados y patchwork, muy juvenil y atrevida.

El día 7 se pudieron ver las propuestas de Pedro del Hierro Madrid con una novedad añadida: la presentación de la nueva colección de zapatos que la firma ha realizado con la colaboración de Manolo Blahnik.
La colección presenta líneas fluidas, pero sensuales, en tonos mayoritariamente neutros exceptuando alguna incursión de colores cálidos.


El día 8 tuvo lugar el  desfile de DELPOZO, una marca que intenta consolidarse como punto de referencia dentro de los circuitos internacionales y desfilar en Nueva York  es  parte de su estrategia comercial.
Esta firma presentó una colección muy femenina jugando con los volúmenes, marcando las cinturas y estilizando los talles, apostando por los linos y las rafias para el día y tejidos más ligeros como las organizas y el tul de seda para la noche.

La marca española más veterana en esta pasarela es  Custo Barcelona,  que presenta una colección sofisticada predominando los motivos geométricos, compuesta de deshorts, vestidos déshabillé, abrigos, sutiles transparencias y ropa de baño llena de color y luminosidad.
Como es habitual, están presentes los grafismos, pero no en mayor medida, dejando paso a brillos metalizados y composiciones en tejidos muy delicados, haciendo esta una colección más refinada y sofisticada que a la que nos tiene acostumbrados.

Desfilar en New York supone presentar las colecciones internacionalmente, de una forma global, sin olvidar, que el mercado estadounidense de la moda mueve 362.000 millones de dólares, situándolo como el mayor mercado mundial. No es de extrañar el interés de las empresas Españolas por introducirse en Estados Unidos.