MIS DISEÑOS. Para el sábado de feria traje de flamenca largo


Como el traje del viernes lo diseñé corto, para el sábado preferí uno largo.

 Elegí un tejido fresco y con mucha caída, con menos cuerpo que el popelín típico de flamenca. La mangas largas, alternando volantes  de  dos telas diferentes al igual que en la falda, la de arriba como el cuerpo, azul con una raya blanca tan fina que es casi imperceptible, terminada con un cordoncillo rojo; la otra, azul lisa, termina con el mismo cordoncillo, pero la adorné con un piquillo también en rojo.
El cuerpo tiene el talle bastante bajo, y antes de comenzar la falda compuesta por seis volantes rizados, se corta con una consecución de adornos: en los extremos pequeños madroños de guipur a tono con el tejido, le siguen dos cintas estrechas de terciopelo del mismo color, y todo centra un mínimo piquillo rojo a contraste. De igual forma se superponen en las mangas.
Al no llevar mantoncillo, también adorné el escote, pero sólo con los madroños de guipur y el piquillo, para que no estuviese muy cargado.

Si os fijáis, he utilizado piquillos rojos de tres tamaños, jugando con los volúmenes, el mayor para los volantes de la falda, el intermedio para los volantes de las mangas y el pequeño para los adornos de los cortes y el escote.
Para las que nunca os habéis puesto un traje de flamenca, ya os dije el truco de los hombros en el anterior post, pero no que cada traje lleva un bolsillo en la falda lo suficientemente grande para llevar todo lo que necesitéis.
La flor, la peina y los pendientes para no variar, de tresCandela. ¡Me encantan sus complementos! Y las uñas y los labios rojos,  hay que cuidar hasta el último detalle.



Entradas populares