MIS DISEÑOS. Traje de flamenca para el viernes de feria


Hace aproximadamente un mes, os colgué fotos con las telas y los complementos de los que posteriormente se han convertido en mis dos nuevos trajes de flamenca.
Este año he optado por los tonos azules, pero en dos vestidos muy diferentes. Hoy os presento el que me puse el viernes de feria, un traje corto, y comodísimo, que no pesa nada.

Elegí un popelín con fondo azul y lunar en blanco. Posiblemente no sea perceptible en las fotos, pero si os fijáis, lleva tres tamaños de lunares: el cuerpo de un lunar mayor y de los cuatro volantes, alterno dos de un lunar mediano y otros dos de lunares pequeños. Los volantes son rizados y están rematados por madroños en coral, con la peculiaridad de que me entretuve en comprarlos también de dos tamaños, pegándole uno más pequeñito a los volantes del lunar pequeño y el más grande a los del lunar mediano.
El cuerpo va adornado en el escote con un encaje de bolillo también en coral y al comienzo de los volantes, con el mismo encajito doble enmarcando un pequeño piquillo celeste.

Para las que nunca os hayáis puesto un traje de flamenca, quizás os podrá parecer que el escote puede ser incómodo, y sobre todo cuando el traje lleva mangas (no en este), pues pesan y podría moverse, sin embargo, nuestros trajes llevan un cordoncillo que fijan totalmente el escote. Tengo que confesaros un truco, a mis trajes, además, yo les pongo una cinta con un corchete en los hombros para que nunca, nunca se vea el sujetador, es mucho más estético y cómodo.

Como complementos, unos pendientes de círculos  de tresCandela, y unas sandalias de cuñas, ambos en celeste, y en coral: la flor, el esmalte de uñas y  la rebeca.

Y para la noche de feria que mejor que un vestido rojo.

En el próximo post el  traje de flamenca que me puse ayer sábado, totalmente diferente.

Entradas populares