SECRETOS DE PERSONAL SHOPPER. Trucos para agrandar la mirada



Creo no equivocarme si afirmo que todas cuando nos maquillamos buscamos agrandar la mirada. Los ojos son la parte más llamativa del rostro junto con los labios, por eso intentamos resaltarlos, pero lo ideal es que destaque sólo uno de ellos. Personalmente prefiero los ojos porque aportan mucha más expresividad.

Intentaré explicaros como conseguir una mirada especial en sencillos pasos, con trucos para dos tipos de maquillaje: de día y de noche.

Lo primero que debéis tener en cuenta es que si queréis agrandar la mirada, NUNCA os pintéis el ojo por dentro. Esa línea en el interior del párpado inferior consigue empequeñecer el ojo.

A la hora de elegir el color del lápiz, dependerá de la estación del año (este verano para el día estaban de última los azules, y para la noche los verdes), del color de ojos, de pelo, la ropa, la edad…

Yo soy muy blanca de piel y tengo el cabello azabache, por eso suelo utilizar el negro. Una buena opción para esta época del año, casi siempre es un chocolate.

Paso a paso para el día:

Con un lápiz de color por ejemplo azul o incluso una sombra en un tono que os siente bien para el día, haced un efecto eyeliner grueso sobre la línea superior de las pestañas terminando en pico. La intención es atraer la atención a la zona superior del rostro.
 Después, con otro lápiz esta vez en chocolate o negro, marca el pliegue del párpado móvil y bajo la línea de las pestañas, difuminando seguidamente con un pincel o bastoncillo.
Para terminar, si queréis aumentar el espesor a las pestañas y conseguir una mirada más intensa, puntead con un lápiz negro o un eyeliner, entre las raíces de estas tanto en las superiores como en las inferiores.

Paso a paso para la noche:

Cambiad el tono de sombra o lápiz primero que utilizasteis, aplicándolo en el lagrimal y en la línea inferior de las pestañas trazando una raya hasta la mitad del ojo.
Aplicaros en el lagrimal una pequeña cantidad de sombra clara. Esto agrandará e iluminará vuestros ojos.
Trazad una elipse por encima del pliegue  del párpado móvil con la sombra o un lápiz cremoso que puedas difuminar para agrandar la mirada. Con el mismo lápiz, en la zona inferior de las pestañas, dibuja una línea de mitad hacia fuera y únelo con la línea de arriba, de la misma longitud que la primera.
Difuminadlo con un pincel o los dedos, hacia fuera. Haz lo mismo en las pestañas inferiores para crear un degradado de color.
Las que tengáis el pelo oscuro sobre todo os podéis permitir el lujo de trazar una fina línea con eyeliner en el párpado superior para dar más intensidad a este look.
Si queréis conseguir  un efecto mojado, un truco es aplicar en el párpado superior brillo de labios o vaselina, cuando ya esté pintado. Os aseguro que el efecto es espectacular.

Terminad siempre tanto para el día como la noche aplicando máscara de pestañas.


Entradas populares