jueves, 30 de enero de 2014

¿POR QUÉ VESTIMOS CON COLORES OSCUROS EN INVIERNO?


Desde un punto de vista lógico, los colores oscuros atráen la luz y por consiguiente el calor, manteniendo nuestra temperatura corporal más elevada en invierno pues absorben cualquier rayo.

Por el contrario, los colores claros, sobre todo el blanco es como un escudo protector frente al calor, por eso suele utilizarse en verano. Prueba evidente de lo que os digo son las casas andaluzas, blancas impolutas, preparadas para los largos meses de calor. Os aseguro que son fresquísimas por dentro.

También influye su significado, asociado al clima. Los negros, marinos, marrones y grises asemejan la tristeza de los días nublados y lluviosos, nostálgicos esperando la primavera.

Los blancos, turquesas, rosas, amarillos, naranjas,… despiertan alegría, vitalidad, frescura,… asociados a climas más cálidos, a días más largos, al mar, a vacaciones,…