IR DE COMPRAS. TRUCOS PARA GESTIONAR LOS PRESUPUESTOS


Técnicamente, un presupuesto es un plan que permite establecer objetivos de gasto y realizar un seguimiento del  efectivo disponible con el fin de asegurarse de que permanece dentro de los límites que hemos establecido.
 Este plan de acción nos permitirá establecer prioridades, proyectando  las cantidades que asignaremos a cada una de las compras que planifiquemos, basándonos en dos aspectos:
·        La cantidad que queremos  gastar.
·         El coste aproximado que estimemos que vale la prenda.

Para facilitároslo os dejo dos tipos de presupuestos:

·        PRESUPUESTO ESTÁTICO: consiste en un solo plan sin hacer reservas para los cambios imprevistos los cuales podamos encontrarnos, como por ejemplo una rebaja inesperada o subida de precio por nueva temporada.
 Se basa fundamentalmente en que las estimaciones sujetas a datos que conocemos de antemano, como precio, artículo a comprar, establecimiento,…Para este tipo de compra podéis consultar catálogos o buscar información por Internet en la página web de la marca.
·        PRESUPUESTO FLEXIBLE O VARIABLE: es el que adaptaremos a las circunstancias cambiantes que encontremos al ir de compras, pero siempre estableciendo la cantidad máxima que se quiere gastar. Son dinámicos pero más complicados. Se evita la rigidez del presupuesto estático. Nos interesa que el presupuesto no quede totalmente cerrado ya que es más difícil concretar los costes. Por ejemplo, nos podemos encontrar con una rebaja o descuento que no esperábamos y que esto cambie todos nuestros cálculos. También podemos encontrar opciones más apropiadas pero más caras que las que habíamos considerado.





Entradas populares