martes, 6 de mayo de 2014

TRANSFORMACIÓN DE UNA FALDA Y UNA BLUSA EN UN VESTIDO



A veces tenemos ropa guardada cuyo tejido nos encanta pero no la forma y nos da pena deshacernos de ellos. A veces podemos reutilizarlos de alguna manera. Y eso he hecho yo con  una falda y una blusa en un tejido celeste de minúsculas flores en colores hueso, amarillo y verde.

El tejido es suave y con gran caída, recordé que tenía un trozo de batista amarilla que utilicé de forro de otro vestido que no llegué a estrenar y con un par de metros de cinta de terciopelo color hueso y unos botones celestes me puse manos a la obra.


Quité todos los pespuntes, lavé y planché las telas y las transformé en este vestido con el canesú y las mangas a contraste ribeteadas con la cinta de terciopelo.

Como complementos unos zapatos y cinturón verde al igual que el tallo de las florecillas.
Si os gusta, decídmelo y os grabaré un vídeo enseñándoos a hacer el patrón  o cortando uno nuevo para que sepáis cómo hacerlo.
¡Feliz martes!