viernes, 27 de junio de 2014

CONSEJOS. Cremas a partir de los 40


No te engañes, aunque con esa edad podamos estar estupendas, lo de la “crisis de los 40” es por algo.
Pero no quiero asustaros, depende mucho del tipo de piel. Las pieles grasas son más complicadas en la adolescencia al ser propensas al problema del acné, mientras que las pieles secas, parecen de terciopelo, sin embargo, al cumplir años, es al contrario, porque normalmente, a los rostros de pieles grasas tardan más en salirle las tan odiadas arrugas, pues las secas se desquebrajan antes.
Lo malo, es que el único problema no son solo esas arrugillas, sino la flacidez que empieza a manifestarse, pues la piel va perdiendo elasticidad progresivamente.
No existen milagros, pero una buena higiene y las cremas adecuadas pueden ayudar a retrasar estos signos de envejecimiento y mantenernos jóvenes más tiempo.
Yo nunca he sido una adicta a las cremas, es más, he empezado a utilizarlas de forma moderada este año.
 Hace mucho tiempo oí que si empezamos a utilizarlas demasiado pronto, nuestra piel se adapta a ellas y tiende a envejecer antes, demandándonos más cuidados.
¡Si me escuchan las marcas de cosméticos me matan!, pero cuento mi propia realidad. He mantenido con pulcritud la higiene de mi rostro, con jabones específicos, pero nada de cosméticos hasta ahora, incluso excluyendo el maquillaje a solo salidas esporádicas los fines de semana, porque asfixia la piel.
Hace dos años  empecé  utilizar a diario primero una BBcream y ahora una CCcream, ambas con protección solar para evitar las manchas. Estoy muy contenta con el resultado. Antes llevaba la cara lavada y mi piel lo agradecía.
Lo que iba a ser un consejo parece una crítica. No, ahora os doy un consejito:
Si pasáis de los 40, decantaros por fórmulas multifunción incorporando un suero anti edad. Buscar las que incluyan factor de protección solar y refuercen la estructura de la dermis para combatir la flacidez.
La intención es retardar lo máximo posible que las líneas de expresión se conviertan en arrugas, aportando luminosidad e intentando buscar un tono uniforme.


Imagen: ww.imagui.com