viernes, 4 de julio de 2014

SECRETOS DE PERSONAL SHOPPER. Faldas midi de capa ¿Os atrevéis?



Que las faldas midi han vuelto este año es indiscutible, pero, ¿os atrevéis además con las de capa o media capa como la del vestido que llevo en la foto?
La capa en las faldas fue un corte muy utilizado en los años 50, con cinturas súper entalladas y cuerpos ajustadísimos, dando lugar a uno de los estilos más femeninos y sensuales dentro de la historia de la moda.
Para atreveros con una falda de capa debéis tener en cuenta sobre todo el tejido y vuestra estructura corporal. Tened en cuenta que a las personas con cintura estrecha les favorece muchísimo, sin embargo, a las de cintura ancha las hará más gruesa.

Son ideales para disimular el pompis si sois estrechitas por arriba, pero si os sobran unos kilitos mejor descartarlas, pues este corte os lo aumentará.
Respecto al tejido, dependerá mucho del largo de la falda. Por ejemplo, para un vestido con falda de capa o media capa por encima de la rodilla, será ideal un tejido con más cuerpo para que quede levantada dándole un aire juvenil, sin embargo, a medida que se alargue la falda, lo ideal serán telas con menos cuerpo, con la intención de evitar que nos hagan más gordas o bajitas.
Si os fijáis el vestido que llevo es ajustado por arriba y de falda midi con media capa. El tejido es seda, finísimo, tanto que va forrado para que no se trasparente, y la caída es espectacular, evitando cualquier volumen exagerado.

Si vuestra estatura está por debajo de la media, intentad acortar un poco las faldas, pues si os fijáis, este tipo de largo acorta la pierna incluso llevando unos taconazos de 15 cm como llevo yo puestos. Es pura percepción visual.
Como consejo deciros, que adaptéis siempre las tendencias a vuestro cuerpo, teniendo un estilo propio donde prime la forma de resaltar vuestros puntos fuertes y difuminar los débiles.  ¡Así siempre estaréis perfectas!

¡Feliz tarde y buen fin de semana!