lunes, 29 de septiembre de 2014

¿CÓMO ELEGIR EL SUJETADOR ADECUADO PARA CADA MOMENTO? Tipos y formas


Para comprar un sujetador hay que tener en cuenta muchas variables además del diseño: la copa, el contorno, y no menos importante, las prendas que llevaremos encima de él.
Llevar el sujetador adecuado a cada ocasión, además de hacernos ir perfectas, nos hará sentirnos cómodas.
Os dejo los tipos más significativos para que vosotras mismas, optéis por el que mejor os siente en cada ocasión o simplemente según vuestro cuerpo.

Balconet: es perfecto para llevarlo con prendas escotadas. Sus tirantes nacen en los laterales del sujetador, tirando de ella hacia los hombros, permitiendo crear un efecto en el escote muy sensual.
Evitadlo las que tengáis mucho pecho pues esta prenda tiende  a juntarlos, dando la sensación de aumento de volumen.



Bandeau: Muy de moda en las últimas temporadas no solo en sujetadores, sino también en bikinis, pues al no llevar tirantas evitan las marcas de sol.
Por lo tanto este tipo de sujetador son ideales para los escotes palabra de honor o cualquier otro con los hombros al aire.
Una variación son los sujetadores sin tirantes, aunque no sean exactamente con esta forma, pero sirven para llevarlos con el mismo tipo de prendas.
Para evitar tener que estar pendientes de que se os baje, comprarlo con una sujeción extra de silicona y vuestra talla exacta. Si es más grande se os bajará y si es más pequeño, al estar tan apretado, señalará la más mínima grasa que tengáis, dejándose notar en la prenda exterior.


Fotos: www.dooplan.com

Fotos: intimayfemenina.com

Comfort wire: es el sujetador ideal para las que prefiráis la comodidad. Sus aros están fabricados en materiales elásticos que permiten adaptarse a cualquier movimiento.



Deportivos: Normalmente sin aros ni copas, con refuerzos extra en ciertas zonas del pecho y bajo él. La mayoría de las veces llevan una sujeción dinámica para adaptarse como una segunda piel al cuerpo, permitiendo cualquier tipo de ejercicio, como los conocidos Shock Absorber.
Incluso podéis encontrarlo de tejidos especiales traspirables.


Invisible: Suelen constar de dos copas casi siempre de silicona que se adhiere suavemente a nuestro pecho. Suelen tener un enganche transparente que une ambos senos en el centro. Son ideales para escotes muy pronunciados, tejidos transparentes y prendas que dejen la espalda al aire.  


Foto: tao-bao.es

De lactancia: como su nombre indica son especiales para amamantar al bebé. Tienen las copas movibles con unos cierres cómodos y de fácil apertura para facilitar la lactancia.


Foto: tiendasleticia.com
Push-up: Ideales para aumentar el pecho. El efecto se consigue subiendo y juntando el pecho, incluyendo la mayoría de las veces bastante relleno en los laterales y el bajo de las copas del sujetador. 

Foto: www.lacorsetera.com