CURIOSIDADES. El misterio de la toga de los jueces. ¿Moda o historia?


La moda está inmersa en cualquier ámbito y  momento de nuestra vida. Cada vez que elegimos lo que vamos a ponernos, inconscientemente nos marcarán unas tendencias u otras.
Las togas de los jueces tienen una historia muy curiosa, ya que su color negro no es casual. Seguramente pocas persona se hayan planteado el porqué  de su forma o color. Si queréis, otro día os comentaré por qué sus puños se llaman puñetas, pero hoy  os hablaré de la particularidad del color que se remonta cientos de años atrás.

Tras la muerte de la Reina María II de Inglaterra en 1694, todos los magistrados del país acudieron a su funeral ataviados de negro como muestra de duelo. Como en aquella época los periodos de luto duraban tanto, cuando cumplió el plazo de quitárselo, ya se había extendido el uso del manto negro, considerándose que infundía mayor respeto y superioridad.
A pesar de que esto sucedió en Inglaterra, esta sobria costumbre se expandió por los juzgados de todo el mundo.
Sin embargo, es paradójico que sea Reino Unido el país que iniciara esta costumbre, pues también allí es de donde proceden las togas más colorista dependiendo de la jurisdicción (social, civil,…), pudiendo encontrarlas rojas, azules, verdes, púrpuras y rosas.
Dándonos una vuelta por otros países y la influencia que este hecho ejerció en ellos puedo contaros:
·         En España, Felipe II impuso el color negro para los trajes ceremoniales, una costumbre que todavía se mantiene.
·              En Francia, por contra, estaba de moda destacar, y cuanto más pomposas y recargadas fueran las vestiduras, tanto mejor.
Así, relegaron las togas negras a los jueces de menor rango, y reservaron las rojas para los superiores. De hecho, actualmente, los tribunales de casación siguen vistiendo esclavinas de color blanco y cuellos de armiño.
·         En Estados Unidos, tras la Guerra de la Independencia en 1775, los primeros jueces comenzaron vistiendo togas negras y rojas, pero finalmente terminaron decantándose por la neutralidad del negro.
La importancia de los colores venía por otro curioso motivo. En los países con monarquía absoluta, al poder del Rey se le confería un origen divino, por eso administraba la justicia. La mejor forma que encontraron los jueces para señalar su vinculación con ese poder real era vestir como ellos pero lógicamente de forma más humilde, por eso sus togas solían ser de ricos colores.  
Espero que esta historia tan curiosa os haya gustado, ¡que paséis una maravillosa tarde!


Foto: famaweb.com

Entradas populares