lunes, 8 de septiembre de 2014

NUEVA POLÉMICA CON LOS DISEÑOS OFENSIVOS DE ZARA


Después de siete años, Zara vuelve a las andadas. Ya en 2007 tuvo que retirar del mercado un bolso por llevar una esvástica verde, después de que la comunidad judía se pronunciara indignada.


Foto: www.elmundo.es

Si os fijáis, quién la diseñara le incluyó este ofensivo símbolo en un lateral, lejos del motivo central lleno de flores. La introdujo dentro de una circunferencia a modo de sol, lo que podría llevarnos a muchas interpretaciones.

Esta vez las críticas vienen de Israel tras la salida al mercado de una camiseta a rayas con una cruz. El problema aparece por el supuesto parecido con las camisetas de los campos de concentración judíos. Sin embargo, como podéis ver en las fotos, las rayas son horizontales mientras que la de las de los presos era verticales; y la cruz, más que una estrella de David, yo diría, que por sus terminaciones redondeadas y el color, emula a la del típico “sheriff” de Las películas del oeste, es más, se puede leer esta palabra dentro.

Tras llegar la crítica a los medios israelíes, Zara que tiene 22 tiendas en Israel ha preferido retirar esta camiseta, a pesar de insistir que en ningún momento el diseño está basado en lo que ellos afirman.
Estas polémicas afianzan el daño que la II Guerra Mundial sigue haciendo después de casi 70 años. Un genocidio que no solo mató a una generación de personas, sino que dañó brutalmente a las posteriores, sensibilizándolos y poniéndolos en guardia ante cualquier posibilidad de arañar en ese doloroso pasado.

La globalización nos acerca deshaciendo fronteras entre países, sin embargo, una multinacional como el grupo Inditex con más de 2000 tiendas repartidas por todo el mundo, debería ser más cautelosa con sus diseños, teniendo en cuenta la historia de aquellos a dónde quiere llegar con sus creaciones.

 Foto: @haaretzcom