¿Cómo corregir los errores que cometemos al maquillarnos?


Al maquillarnos, la mayoría de las veces solemos cometer errores que por regla general tienen fácil arreglo. Aquí os dejo los más comunes y cómo corregirlos:
  • Más delineador en un ojo que en otro. Conseguir dibujar una raya perfecta sobre un párpado con el delineador ya es un reto, pero que las de ambos ojos salgan iguales ni os cuento. A veces, sin querer, cargamos más un ojo que otro de pintura, por eso los “rabillos” no salen exactos. Para corregirlo, coge un bastoncillo e imprégnalo en desmaquillante líquido, escúrrelo un poco y, aplícalo con un giro hacia arriba quitando el sobrante. Tus ojos estarán perfectos e igualados.
  • Sombra de ojos demasiado oscura. Cuando después de estar maquilladas nos damos cuenta que nuestra sombra de ojos es muy oscura y no nos favorece, estamos perdidas. ¿Desmaquillarnos para arreglarlo?, ¡qué horror! Existe un truco para evitarlo. Aplica una sombra un par de tonos más claro encima difuminándola con cuidado. El resultado  será espectacular.
  • Manchas de máscara en los párpados al pintar las pestañas. Este problema es de los más habituales, y suele fastidiar bastante, pues la máscara de pestañas la aplicamos después de maquillar el ojo completamente.  Para solucionarlo, coge un bastoncillo mojado en un poco agua, sólo humedecido, pues si tiene exceso en vez de arreglarlo, lo estropearás aún más. Haz un poco de presión sobre la mancha sin extenderla, aplicando después sombra de ojos sobre la superficie que acabas de limpiar. Os aseguro que no se notará.
  • Truco para evitar que se corra la máscara de pestañas. Existe un truco fácil y rápido . Aplica una capa de máscara y luego un poco de polvo compacto con un cepillo para cejas. Para finalizar, aplica otra capa de máscara.
  • Demasiado colorete. Quitar el exceso de colorete sin llevarnos de camino el polvo o maquillaje también parece un reto, sin embargo, es posible hacerlo sin problemas. Coge un trozo de algodón desmenuzándolo  hasta dejarlo muy fino. Pásalo después por donde tengas el exceso de colorete con movimientos circulares. Luego, aplica polvos sueltos en la zona. Verás que maravilla.
  • Demasiado perfilador de labios. Algo feísimo es cuando el perfilador de labios se ve más oscuro o está dibujado fuera de su línea natural. Para limpiar el exceso o una línea mal definida,  impregna un bastoncillo en un poco de crema hidratante y frótalo  de afuera hacia adentro. Para terminar, aplica un poco de base con un pincel grueso.
Y como recomendación final, recuerda siempre resaltar sólo una parte de tu rostro al maquillarla. Si maquillas mucho los ojos, no lo hagas con los labios o al contrario.
Si os gustan mis consejos, no olvidéis seguirme en las distintas redes sociales que tenéis a un solo clic en la columna de la derecha. Desde ellas podréis encontrar más fácilmente los post que os interesen.
¡Pasadlo bien! Un abrazo.


Foto: Google imágenes

Entradas populares