lunes, 1 de diciembre de 2014

¿Por qué son tan caras las prendas de CACHEMIR? CONSEJOS PARA LAVARLAS


Las prendas de cachemir son muy delicadas y generalmente caras, por lo que aventurarnos a estropearlas supondría un disgusto. Reciben su nombre de su composición,  un tejido fino de lana elaborado con el pelo de las cabras de Cachemira, de extrema  suavidad. El cachemir se da en las semidesérticas zonas frías de Asia, sobre todo en Irán y en las provincias occidentales de la Mongolia Interior china. Hacia estas últimas emigraron los pastores de la región india de Cachemira, de aquí su nombre.

Para que os hagáis una idea de lo que puede llegar a costar, os diré por ejemplo que la variedad más exquisita se conoce como pashmina, y una bufanda hecha con ella puede costar unos 1.500 euros.
También en Europa se produce y elabora el tejido de cachemir, exactamente  en Escocia podréis encontrar el más prestigioso a partir de cabras asiáticas que se han aclimatado a sus montañas.


Foto: www.zalando.es/johnstons-cashmere
En post anteriores os he ido dando consejos para lavar y limpiar distintos tipos de prendas y complementos más delicados de nuestro armario, como la piel (http://confidenciasdemoda.blogspot.com.es/2014/11/trucos-para-cuidar-las-prendas-y.html),

Con un poco de paciencia podréis conseguir tenerlas perfectas durante mucho, mucho tiempo, si seguís los siguientes consejos de lavado y secado, también adecuados para  piezas de otros tipos de lana delicadas:
  • Prohibida la tintorería, excepto que la etiqueta la señale como la única opción. Los productos que utilizan para lavar en seco suelen estropear la ropa, no es un mito, al igual que la secadora de la que ya os hablaré otro día. 
  • Prohibida también la lavadora, ni siquiera el programa para prendas delicadas, a no ser que queráis bajarla varias tallas, pues conseguiréis encogerla o deformarla.
  • La mejor opción es lavarlo a mano en agua tibia y con detergente líquido para prendas delicadas. Sumergir la prenda varias veces pero no la frotéis. Tampoco la retorzáis para quitarle el exceso de agua antes de tenderla. Pensad que son sumamente delicadas.
  • Para secarlas no se os ocurra tenderlo en vertical, pues con el peso del agua se deformará. Extender la prenda sobre un tendedero horizontal o una superficie plana presionando con una toalla cuidadosamente para quitarle el exceso de agua. Después dejar secar en horizontal de forma natural.
Espero que estos consejos os sean útiles. Si os gusta lo que escribo, seguidme en mis cuentas de las distintas redes sociales que tenéis a un solo clic en la columna de la derecha. Es una forma de comprobar que mi trabajo merece la pena. ¡Muchas gracias! ¡Feliz tarde!


Foto: localiguide.com/Johnstons_Cashmere