miércoles, 17 de diciembre de 2014

PROTOCOLO. Tres reglas básicas para las presentaciones: Por razones de sexo, edad y categoría profesional




 Estamos en un mes de fechas señaladas, llenas de comidas de empresas y amigos. Muchas veces, es difícil saber cómo actuar a la hora de las presentaciones, sobre todo cuando la relación que nos une con los asistentes no es distendida, son personas de edades muy dispares, o incluso con una jerarquía muy marcada dentro de la empresa.
Para que acertéis siempre os dejo tres reglas básicas por razones de:

·     Sexo: la mujer siempre es presentada al hombre (aunque parezca una regla machista, aún está vigente).
·        Edad: el más joven siempre es presentado al de mayor edad.
·        Categoría: el de menor rango o categoría, siempre es presentado al de mayor.

Como en todos los ámbitos, estas son las normas generales, pero también aquí encontramos excepciones.
En el ámbito laboral es dónde se ven más claramente, pues suele prevalecer la jerarquía establecida en la empresa. Por ejemplo: un directivo no presentará primero a su secretaria y luego al jefe (aquí prevalece el cargo al sexo).Siempre se presentará la persona de mayor edad o jerarquía a la de menor edad o jerarquía.
Cuando se presenten varias personas a otra persona, se sigue también el orden de “importancia”. Se presenta en primer lugar al de “mayor rango”, a continuación, al que le sigue en rango y así sucesivamente.

Las presentaciones deben incluir el nombre y el apellido, con el puesto y el nombre de la empresa si la persona presentada pertenece a otra.

DETALLES A TENER EN CUENTA

1.      Los hombres siempre deben ponerse en pie cuando se le presenta a alguien, nunca puede permanecer sentado.
2.      Las mujeres no tienen por qué levantarse ante otras mujeres ni ante los hombres, excepto que esa otra persona fuese de edad avanzada.
3.      Los hombres si llevan sombrero o gorra, deberá descubrirse, sin embargo, las mujeres pueden permanecer "cubiertas".
4.      Al presentarse la persona que viene a recibirnos nos dirigimos hacia ella y la saludaremos con toda cortesía sin adelantarnos nosotros a darle la mano.
5.      Debemos ponernos de pie al despedir a la visita y permanecer así hasta que haya terminado la despedida.
Os dejo con estos consejos. Ya me contaréis si habéis tenido ocasión de ponerlos en práctica. Un beso.


Foto: Google imágenes