lunes, 18 de enero de 2016

¿CÓMO UTILIZAR LOS CUADROS PARA DEFINIR EL CUERPO?



Los vestidos rectos entallados son una de las prendas que más estilizan el cuerpo al suponer una copia de nuestras medidas exactas sobre un tejido adaptado a cada curva.
Aunque dibujásemos el mismo patrón, el resultado dependerá mucho del estampado, color o textura de la tela.
Los tonos oscuros tan utilizados en invierno, también son un gran aliado  a la hora de estilizar la figura. Un truco para remarcarla aún más es trasponer las líneas básicas sobre el cuerpo iluminándolo con un tono más claro como he hecho yo con el vestido de Puro Embrujo que llevo en las fotografías.

El tejido de lana en azul marino, lleva grandes cuadros de perfilados bordes en negros tan  difuminados que se hacen imperceptibles. A contraste, líneas rosa palo y gris perla, cuadriculando a  tan exagerados rasgos el dibujo que se pierden en mi cuerpo, asemejando líneas horizontales en vez de cuadros.
Me entretuve en centrar esas líneas, una a la altura del pecho, otra en la cintura y la  última en la cadera, para destacar las proporciones principales del cuerpo femenino, partiendo los cuadros justo en el centro para darle verticalidad al cuerpo. También casé minuciosamente los patrones delantero y de espalda.
Para terminar de estilizar la figura, opté por medias y zapatos en azul marino a tono intentando conseguir una silueta visual monocromática. Buscando un toque de luminosidad, añadí al outfit una chaqueta de cuero beis y un pañuelo en el cuello del mismo rosa que uno de los cuadros.
Espero que os guste el resultado y os haya servido de idea para definir el cuerpo con las tres líneas principales.